Como parte de las actividades del Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas, de la UNESCO, en Jalisco se han promovido dinámicas que buscan el reconocimiento de la lengua Wixárika, al igual que las diversas expresiones culturales. 

Prueba de esto han sido el II Concurso de Cuentos Infantil, efectuado desde agosto de 2022, y la impartición del taller Ne Niuki, Lengua Viva” en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde se han convocado a las niñas y niños a ser parte de este reconocimiento.

En el caso del II Concurso de Cuentos Infantiles, lo que se buscó fue convocar a niñas y niños wixaritari a la creación literaria.

Sus creaciones consistieron en escribir cuentos, leyendas, o textos que hablaran sobre creencias y tradiciones. Los textos elegidos serán incluidos en un libro para el año 2023.

En 2019, el título Neniuki. Narrativa infantil Wixárika fue publicado por la Secretaría de Cultura Jalisco. El siguiente año se busca el mismo resultado con su segunda edición.

“Se hace una traducción de los cuentos de su lengua materna, en español, y va acompañada por ilustraciones por ellos mismos”, explicó Sofía Valero Reinoso, jefa de Política Cultural y Comunitaria en la Secretaría de Cultura Jalisco.

La otra de las actividades realizadas fue por la invitación de la FIL, para que se impartiera el taller “Ne Niuki, Lengua Viva”, por Sofía y Lisbeth Kukuxi Bonilla, lingüista wixárika y promotora cultural.

En este taller se invitó a niñas y niños a aprender sobre la lengua wixárika a través de juegos, creación de dibujos, y el aprecio de historias de la niñez wixárika.

Por ejemplo, participaron en juegos tradicionales como “la lotería”, para comenzar a identificar nombres de animales en lengua wixárika, y dibujaron acerca de elementos de esta cultura.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Eduardo Cobian (@eduardo_cobian_)

Esparcir la cultura

Para Lisbeth Kukuxi Bonilla los espacios de difusión y aprendizaje sirven para “compartir la diversidad del país, porque es lo que se desconoce, cuántas lenguas existen en México, para visibilizar la diversidad”.

Además, es que se busca que “los niños se sensibilicen, y en el futuro se pueda evitar la discriminación, que es lo más fuerte, y eso se deriva por el desconocimiento”.

“Es un reto poder traducir, una lengua es un mundo, cada una tiene su estructura, su gramática”.

Y otro de los obstáculos presentes, es que “son pocos los lingüistas wixaritari que existen”, pero es importante que existan estos acompañamientos, para “fortalecer la lengua, esa es para mi la prioridad”.

Niños wixárikas de San Miguel Huaxtita

El recibimiento del taller “Ne Niuki, Lengua Viva”, por parte de las niñas y niños partícipes dio resultados positivos para Lisbeth Kukuxi.

“Ellos están todavía libres de los estereotipos, siempre están abiertos a recibir cualquier información”.

Gracias a estas dinámicas, es que Lisbeth confía que en el futuro quede en las nuevas generaciones la conciencia de que “no solo es el español” sino más lenguas, esto como una prueba de la diversidad en nuestro país.


Fotografías: FIL-Natalia Fregoso/Gustavo Alonzo

Autor

Artículo anteriorUn recetario periodístico para contar historias con rigor y dinamismo
Artículo siguienteEl viaje de María y las historias de errantes y desplazamiento
Reportero de Ciudad Olinka. Estudió Periodismo en el CUCiénega de la UdeG. Ha colaborado para medios como El Descafeinado.