"La herencia del viento", de César Camacho, Alejandra Retana y César Hernández


http://ciudadolinka.com/cinemaEn el municipio de San Gabriel, en la Región Sur de Jalisco, existe una localidad llamada Jiquilpan. Ahí habita Juan Zúñiga, un trabajador del campo cuyo ejemplo de amor por la tierra ha influido entre los habitantes del lugar.

Este hombre es el protagonista de La herencia del viento, cortometraje documental dirigido por los jóvenes César Camacho, Alejandra Retana y César Hernández, recién egresados de Artes Audiovisuales de la Universidad de Guadalajara.

Juan, además de trabajar en el campo desde que tiene memoria, ha desarrollado una fuerte conexión y gratitud con la tierra y lo que la agricultura le ha enseñado.

Este trabajo fue creado como parte del proyecto escolar “Territorios interiores”, que cada año realiza el Departamento de Imagen y Sonido (DIS), para que los estudiantes produzcan documentales en las regiones de Jalisco.

“Quisimos dar a conocer el día a día de los trabajadores del campo, de la gente que hace que el país siga avanzando, o que simplemente que con su visión de vida transmiten experiencias a las que muchos no estamos acostumbrados. La forma de ver la vida de Juan te enseña mucho. Lo hacemos desde la visión más transparente y humana”, indicó Alejandra Retana.

En el sur. La localidad de Jiquilpan, en San Gabriel, fue el escenario donde se desarrolla la historia de Juan Zúñiga, hombre cuyo trabajo resulta inspirador

César Hernández explicó que el proyecto duró cinco semanas: dos de investigación en Jiquilpan; después la creación el guion y un rodaje de tres semanas.

“Durante la producción nos dimos cuenta de que Juan tenía más que aportar que sólo la forma en que producía la tierra, pues él ve a sus hijos de una forma muy hermosa, y este mismo respeto se lo tiene a las plantas que cultiva. Su trabajo es hacer crecer las hortalizas y, al mismo tiempo, hacer crecer a sus hijos, con el mismo cariño que tiene cuando labora la tierra”, señaló.

 

“Juan es una persona valerosa al mantenerse siempre firme frente a las situaciones, pero está en armonía con todo; él tiene templanza todo el tiempo y mantenerla es muy complejo. El mayor reto al que se enfrenta es mantener ese sentido de arraigo con su entorno, ante este mundo tan vertiginoso”, recalcó César Camacho.

Los tres jóvenes coincidieron en que el documental es una herramienta importante para reflejar realidades en lugares a los que muchas personas en el mundo no pueden acceder.

Directores, La herencia del viento
Creadores. César Hernández, Alejandra Retana y César Camacho crearon “La herencia del viento”, como parte del proyecto “Territorios interiores”. Fotografía: Gustavo Alfonzo

“Habrá que entender que el cine, más allá de ser una ventana, tiene otras cualidades porque abre el diálogo con el exterior. No sólo es exponer por exponer, también se crea una comunicación directa con el espectador y hace reflexionar sobre cosas importantes”, recalcó Camacho.

La herencia del viento fue estrenada este año y ya se ha presentado en distintos encuentros cinematográficos, como el Festival de Cine de Berlín, Festival Internacional de Cine de Guadalajara (donde fue ganador de Mejor Cortometraje Hecho en Jalisco), Festival Internacional de Cine de Guanajuato y próximamente en el Festival AlucinArte en Canadá.

“Nos da mucha emoción que este trabajo, esta experiencia que tuvimos, llegue a otra gente y países, que a lo mejor nunca podrían ver a Juan en persona. Es un gusto que se exhiba en Alemania y que conozcan a este protagonista de un documental que está hecho por las manos de todos”, añadió Alejandra Retana.


Fuente: Universidad de Guadalajara
Información: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Cortesía / Gustavo Alfonzo