Si las tardes lluviosas te incitan a pasar una tarde de película, te recomendamos ir a tu cine favorito y disfrutar de la película En el nombre de mi hija (Francia, 2016), del director Vincent Garenq.

Es un drama con tintes policíacos que te envuelve desde la primera escena. No hay un momento en que te distraigas o pierdas el hilo de la historia. Es de esas cintas poco comentadas pero que vale la pena ver.

Basada en hechos reales, relata la historia de André Bamberski (Daniel Auteuil)
quien se empecina a desenmarañar la muerte de su hija Kalinka de 14 años, quien estaba de vacaciones con su madre y su padrastro el doctor Krombach (Sebastian Koch)

Con el viento en contra, André Bamberski se enfrentará a una apabullante burocracia judicial y política que lo orilla a convertirse en una especie de detective amateur.

Conforme avanza en las pesquisas, e incluso después de exhumar los restos de su hija para una nueva investigación, el doctor Krombach (pareja de su ex mujer) se posiciona como el responsable de la muerte de Kalinka.

De acuerdo con los datos de la película, André Bamberski tardó casi 30 años en poder resolver el caso y dar con el culpable de la muerte de su hija.

Compartir
Ciudad Olinka
Medio informativo enfocado en difundir el legado cultural y artístico de las regiones de Jalisco.