SonoroEl salterio es uno de los instrumentos clásicos desde hace más de un siglo para la cultura musical mexicana, y aunque se fue perdiendo con el tiempo, se busca recuperar su práctica y aprendizaje en Jalisco.

En la Escuela de Artes Jalisco, el profesor de música Emmanuel Miranda, ha sido uno de los impulsores para que en Guadalajara vuelva a sonar en los diferentes géneros musicales este antiguo instrumento de cuerdas.

Pero, ¿Cómo es el salterio? ¿Cómo funciona?, ¿Por qué se dejó de practicar durante años? De estas y más preguntas, enseguida compartimos algunas respuestas.

Orígenes del salterio

Desde la época de Mesopotamia ya existían ciertas bases de esta clase de instrumentos que forman parte de un grupo junto con el arpa y la conocida como lira.

Posteriormente se expandió por Europa, y con ello, sufrió distintas modificaciones. En sus inicios “era un instrumento muy rudimentario, que se fue perfeccionando con el paso del tiempo”, comentó Emmanuel Miranda.

Al llegar de países europeos a América, su utilización fue constante en la época colonial, aunque posteriormente también sufriría modificaciones.

“Se empieza a utilizar desde la época virreinal de nuestro país, eso cuando surgen las orquestas típicas mexicanas, incluyen este instrumento como parte primordial”.

Además de Jalisco, el salterio tiene una gran presencia en entidades de la República como en Tlaxcala, Querétaro. Fotografía: Fotografía: Secretaría de Cultura / Gerardo Dávalos

El salterio se convirtió en uno de los instrumentos básicos, como el bandolón o la marimba, en este tipo de agrupaciones. “Instrumentos mexicanos por adopción, (porque) no son mexicanos originalmente”, señaló Miranda.

¿Cómo funciona?

La estructura de este instrumento consiste en una caja de resonancia en forma de trapecio. Sus cuerdas son metálicas y se pulsan con unas uñas metálicas o plásticas, que son las que provocan el sonido.

Para tocar el salterio mexicano se utilizan los dos dedos índices, lo que genera su sonido característico: el “trino” o “trémulo”.

Depende del constructor y del tamaño (tenor o requinto) para determinar la cantidad de cuerdas que porte, aunque pueden llegar a tener hasta 90.

Antes, las uñas que se utilizaban para tocar el salterio eran de carey, material que hoy está prohibido para su utilización, pues es extraído del caparazón de tortugas carey, especie en preservación.

Las variaciones en los salterios mexicanos dependen de quienes los han construido, pues existen formatos como el tenor y el requinto, donde sólo cambia el número de cuerdas. Foto: SECTUR Tlaxcala.

Aportaciones culturales a México

Emmanuel Miranda señaló que “este instrumento jugó un papel muy importante desde la época del porfiriato” en México.

Contó que fue después de que unos músicos intérpretes del salterio y bandolón lograron  hablar con un profesor del Conservatorio Nacional de Música, en 1884, que se incluyeron estos instrumentos en una orquesta.

Luego del acoplamiento de estos instrumentos de cuerda, Emanuel Miranda señaló que al ser del agrado del entonces presidente de México, Porfirio Díaz, se creó el nombre de “orquesta típica mexicana”.

Además del salterio y el bandolón, el concepto fue complementado con la marimba, el bajo sexto, la guitarra séptima mexicana, la mandolina, el clarinete, y la flauta.

“Estas agrupaciones se forman en todo el país, e incluso aquí en nuestro estado hubo la Orquesta Típica Jalisciense, en 1888 me parece”.

“O como la Orquesta de Señoritas en el Hospicio Cabañas, que también utilizaban el salterio”, recordó Miranda.

La recuperación del salterio

“Con el paso del tiempo este instrumento se fue como que olvidando porque eran pocas las personas que lo sabían interpretar”, compartió el maestro de música de la Escuela de Artes Jalisco.

El salterio era un instrumento que se enseñaba solo en las propias familias, lo que limitaba su expansión, pues “lamentablemente las nuevas generaciones no quisieron aprender este conocimiento y se fue perdiendo”.

Por ello, los proyectos para su recuperación tiene relación con las clases que ya se imparten en escuelas de Jalisco, Querétaro y Tlaxcala, por ejemplo.

Desde agosto de 2022, Emmanuel Miranda imparte un taller de salterio, donde encontró un par de problemáticas para su enseñanza.

Una es que “la gente no conoce el instrumento”, y la segunda es “conseguir el instrumento, porque no es un instrumento que vas y lo consigues en una tienda de música, entonces se tiene que mandar hacer” en talleres fuera de Jalisco.

Exponentes mexicanos del salterio

Exponente. Daniel Armas ha sido uno de los intérpretes mexicanos del salterio más reconocido dentro y fuera de México, que interpretó composiciones clásicas de nuestro país.

Para Emmanuel Miranda, si hay que resaltar algunos exponentes que se han desarrollado en el salterio, tienen que ser nombres como el de los hermanos Daniel y Eulalio Armas.

Los hermanos Armas han presentado su talento en distintas regiones, y han trasladado su música a una variedad de grabaciones.

Pero Emmanuel Miranda también señala a su profesor Miguel Pacheco, quien “actualmente yo creo que el salterista más importante, porque ha incursionado en muchos géneros, ha grabado con muchos artistas”.

El salterio es uno de los instrumentos fundamentales para entender el estilo de lo que fue la orquesta clásica mexicana, y su relevancia en nuestro país.

Si quieres adentrarte a la música con este instrumento, puedes informarte al respecto en la Escuela de Artes de Música, ubicada en el Andador General Carlos Salazar, en la parte posterior al Museo Cabañas.


Fotografías: Cortesía

Autor

Artículo anteriorRecuerdan a Juan José Arreola con sus objetos personales
Artículo siguienteMezcala, del despojo a la justicia
Reportero de Ciudad Olinka. Estudió Periodismo en el CUCiénega de la UdeG. Ha colaborado para medios como El Descafeinado.