Puente de Piedra de Ocotlán, en el Río Zula. Fotografía: Iván Serrano Jauregui
Histórico. El Puente de Piedra de Ocotlán, en el Río Zula. Fotografía: Iván Serrano Jauregui

EntornoMientras una retroexcabadora sacaba el exceso de lirio y lodo del Río Zula, a un costado del malecón de Ocotlán, el brazo de dicha maquina de 20 toneladas tumbó un pedazo de muro del histórico Puente de San Andrés.

Fue el pasado 26 de julio, durante trabajos emprendidos por el gobierno de Ocotlán, que el también llamado Puente Piedra quedó con hueco que fue subsanado con ladrillo.

Afectando así a una estructura arquitectónica protegida por la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, pues data de 1867.

Ante dicha situación, el presidente municipal, Josué Ávila Moreno, publicó un video en redes sociales donde se excusa de la situación.

“El daño en uno de los costados se debió a un accidente y no por negligencia como se está diciendo”.

Afectación. Durante el dragado del Río Zula desde el Puente de San Andrés se dañó una pared de la estructura arquitectónica. Fotografía: Gobierno de Ocotlán

Dijo que previo a las tareas de desazolve, un grupo de ingenieros y arquitectos hicieron los cálculos necesarios para constatar que era apto “el peso de las máquinas, giros y maniobras” sobre el puente.

Sin embargo, fue justo una maniobra la que provocó el derrumbe en dicha estructura de 55 metros de largo.

El alcalde indicó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ya está enterado del daño, por lo que se trabajará en la recuperación del puente.

Se brincan al INAH en reparación del Puente de Piedra de Ocotlán

Sin embargo, sin contar con la autorización del Centro INAH Jalisco, el gobierno de Ocotlán decidió subsanar lo derrumbado con una pared de ladrillos.

A lo que el INAH emitió un oficio con el que exigió detener el intento de reparación.

Un parche. Reparación del Puente de Piedra de Ocotlán, tras el derrumbe en las obras de limpieza del Río Zula. Imagen: Video del Gobierno de Ocotlán

“Se está intentando restituir el daño con materiales y técnicas no adecuadas para el monumento histórico en referencia, por lo cual, resulta necesario realizar la suspensión con carácter de urgente de los trabajos en dicho inmueble”.

“Así como se realice el retiro de las reparaciones realizadas sin autorización del INAH”.

“Esto a efecto de evitar daños de difícil e imposible reparación al Patrimonio Histórico de la Nación“, se menciona en el documento.

Dicho oficio fue dado a conocer por la reportera Rebeca Pérez Vega a través del diario Mural Grupo Reforma; mismo que está firmado por el Jefe del Departamento de Trámites y Servicios Legales del Centro INAH Jalisco, Francisco Javier Acosta García.

Por otra parte, el encargado de Órgano de Control Interno del municipio, German Sadday Ochoa Regalado, anunció que iniciarán una investigación, para deslindar o fincar responsabilidades.

Esto, durante una sesión del Consejo del Patronato del Centro Histórico de Ocotlán, donde se reiteró que lo ocurrido fue un accidente, más que por negligencia.

Dicha información la dio a conocer el reportero Juan Carlos Salcido, para el noticiario Señal Informativa de Radio UdeG Ocotlán.

Historia del Puente de San Andrés

Según información del historiador Javier de la Cruz, para Radio UdeG Ocotlán, el Puente de Piedra o Puente de Cal y Canto lo crearon Ignacio Castellano y Esther Tapia de Castellanos.

Fue construido en 1867 como una vía de comunicación de Ocotlán y el Oriente de la Ribera de Chapala, que conectaba con el Centro del país.

En ese tiempo también se hizo un puente que cruzaba el Río Santiago, pero se destruyó durante la Revolución Mexicana.

“Fueron muy útiles para que el camino real tuviera fácil acceso para cruzar ambos ríos”.

“Y las carretas, arrieros y diligencias entraran a Ocotlán haciendo un pago en efectivo”, contó de la Cruz en su cápsula radiofónica Catálogo histórico cultural.

El Puente de San Andréz cruza el Río Zula, también conocido como Río Colorado, pues se teñía del sedimento de la tierra roja proveniente de Arandas.

En dicho municipio de la Región Altos Sur de Jalisco es donde el afluente nace.

El Zula tiene una longitud de 160 kilómetros y en Ocotlán se une con el Río Santiago.

Mismo que nace a un par de kilómetros al sur proveniente del Lago de Chapala.


Fotografías: Iván Serrano Jauregui, Gobierno de Ocotlán y Especial

Autor

Artículo anteriorMónica’s Bar, luminoso refugio de la diversidad sexual tapatía
Artículo siguienteResisten ante hostigamiento por proteger Bosque El Nixticuil
Medio informativo enfocado en difundir el legado cultural y artístico de las regiones de Jalisco.