CinemaComo parte de las galas a beneficio durante la 37 edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, se proyectó la película The Black Phone (2022) del director estadounidense Scott Derrickson.

Posterior a la gala, el realizador ofreció una master class en el Conjunto Santander de Artes Escénicas, donde dio detalles del rodaje y del proceso creativo de la cinta.

La película toma lugar en los años 70 y narra la historia de un adolescente, interpretado por el debutante Mason Thames, quien es secuestrado por un asesino de niños, encarnado por Ethan Hawke.

Mientras se encuentra encerrado en un sótano, el joven protagonista recibe llamadas de las víctimas anteriores del asesino a través de un teléfono negro colgado en la pared.

De acuerdo al realizador, la trama tiene dos fuentes de inspiración.

Por un lado, el cuento homónimo escrito por Joe Hill, hijo del legendario escritor de novelas de terror Stephen King. Por el otro, sus propias vivencias y recuerdos de infancia.

“Definitivamente es mi película más emotiva y personal, tiene muchos recuerdos y experiencias que viví cuando era niño”.

Una extraña inspiración

El director mencionó que algo que siempre le resultó fascinante del cuento original, es la combinación de dos géneros, el de asesinos seriales y el de fantasmas.

También aconsejó a aquellos jóvenes que buscan ser escritores o guionistas, que leyeran novelas de diferentes géneros todo el tiempo, y que nunca dejarán de escribir.

“No creo en el bloqueo del escritor. Si no sabes qué escribir, escribe tu nombre cientos de veces”.

Derrickson también contó algunas experiencias al momento de trabajar en otras de sus películas como El Exorcismo de Emily Rose (2005), Siniestro (2012) y Doctor Strange (2016).

El cineasta aseguró que de todos los rodajes que ha tenido, este último ha sido el más difícil de todos.

“Hacer una película para Marvel es como entrar al ejercito, es agotador en todos los niveles”.

En el recinto había muchos estudiantes de cine entre la audiencia. El director los motivó a seguir esforzándose por hacer cine, sin importar las dificultades que tuvieran.

“Tal vez la siguiente gran generación de cineastas provenga de Guadalajara”.

The Black Phone llegará a cines del resto del país a partir del 23 de junio.


Fotografías: Festival Internacional de Cine en Guadalajara

Autor

  • Colaborador de Ciudad Olinka. Especialista en temas cinematográficos. Ha trabajado para "La Jornada Zacatecas" y Radio UdeG Ocotlán.

Artículo anterior“El año del radio”, recuerdos animados de Samuel Kishi
Artículo siguiente“Nunca seremos parte”, relato íntimo de diversidad y familia
Colaborador de Ciudad Olinka. Especialista en temas cinematográficos. Ha trabajado para "La Jornada Zacatecas" y Radio UdeG Ocotlán.