Los murales están vistiendo de colores y formas a Jocotepec; al caminar por el municipio se pueden apreciar oficios, tradiciones, paisajes de la Ciénega y hasta luchas sociales, a través de la pintura.

Bajo el proyecto Muraleando, es que varios artistas urbanos, tanto de Jocotepec como de localidades aledañas, han plasmado murales por diferentes calles, en bardas de negocios y casas que los mismos habitantes donan para el arte.

El “Chile de Joco” es un hombre carismático y sobre todo talentoso, pues con el paso del tiempo decidió dedicarse a los pinceles y dejar la docencia en matemáticas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Chile de Joco (@chiledejoco)

Él es uno de los muralistas que durante los últimos años se ha propuesto honrar los oficios característicos de la región, los cuales considera que se han ido perdiendo. A través del arte busca preservar en la memoria a aquellos que han dado identidad.

Pero más allá de las actividades que realizaban los habitantes, también se apega a la nostalgia de los juegos infantiles, a los atardeceres que brinda el lago de Chapala, a las causas sociales, la naturaleza con huizapoles y el oficio de huaracheros.

Esta es su historia, el famoso muralista conocido como el “Chile de Joco”.

🎧 Escucha la entrevista:

Producción: Cristina Arana


Fotografía: Jonathan Bañuelos

Autor

Artículo anteriorSonosfera, los sonidos del entorno como elemento cultural
Artículo siguientePaula M. Goretti y su forma de entender el mundo con el arte
Reportera de Ciudad Olinka. Ha trabajado en medios como Radio UdeG Ocotlán, Radio Centinela y Zona Tres Noticias