Desde su creación a mediados de 2019, el Organismo Público Descentralizado (OPD) Museos, Exposiciones y Galerías (MEG) de Jalisco ha intervenido cinco recintos culturales, y conformado una plantilla de 55 trabajadores encargados de 13 museos del Estado

Además, menciona su directora, Miriam Villaseñor Muñoz, se ha enfocado en descentralizar las exposiciones.

Por lo que abogan para que las obras exhibidas en la Zona Metropolitana de Guadalajara se lleven también a otras regiones del Estado. 

“Hemos hecho algunas remodelaciones, no las suficientes, pero sí hemos levantado cosas que considerábamos urgentes”. 

Entre las acciones destaca los trabajos de mantenimiento en la librería Mariano Azuela, y la construcción de una taquilla en el Centro Interpretativo Guachimontones.

También trabajos de restauración en el Museo Regional de la Cerámica en Tlaquepaque y en el Centro Cultural González Gallo de Chapala.

Así como en el Museo de las Artes Populares de Jalisco, que reabrió sus puertas en mayo de 2021, con la exposición Nudalia.

Nudalia. Exposición con la que reabrió sus puertas el Museo de las Artes Populares. Fotografía: Cultura Jalisco

Espacios accesibles

Miriam Villaseñor afirma que la mayoría de los museos a cargo del MEG son monumentos históricos que no nacieron siendo museos, por lo que adaptarlos es un reto.

Tanto en equipamiento como en la forma en restaurarlos, ya que algunos inmuebles requieren de ciertas técnicas, hasta en el tipo de pintura, para no dañar sus muros. 

“También en el tema de la accesibilidad estamos trabajando para que poco a poco los museos sean cada vez más accesibles en medida de lo que podamos”. 

Como en el caso del Museo Regional de la Cerámica, donde cambiarán unos empedrados, con la venia del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para que puedan transitar sillas de ruedas y carriolas. 

La red. Miriam Villaseñor afirma que uno de sus compromisos es consolidar la operación de los 13 museos del Organismo Museos, Exposiciones y Galerías de Jalisco. Fotografía: Jonathan Bañuelos.

Desde el OPD

La directora del MEG asegura que ser un OPD permite contar con un presupuesto etiquetado, y gestionar recursos propios. 

“Cómo hacer que los museos pudieran, quizá no ser autosuficientes, pero sí intentar que tuvieran una mejor calidad de subsistencia”.

Una de las apuestas, sostiene, es garantizar la operación de los 13 museos que tiene el MEG a su cargo, como los ya mencionados, y el Ex Convento del Carmen, la Casa Museo La Moreña en La Barca, entre otros.

“Hemos apoyado también a algunos proyectos que salen de las convocatorias como el CECA, el PECDA, algunas federales; así es como ha ido hasta ahora evolucionando”. 

Restauración. El Centro Cultural González Gallo, en Chapala, es uno de los museos intervenidos por el MEG, asegura Miriam Villaseñor, directora de ese Organismo. Fotografía: Cultura Jalisco.

Retos en camino 

Miriam Villaseñor afirma que sus compromisos para el cierre de la actual administración estatal, en 2024, es forjar los cimientos operativos, administrativos y jurídicos del MEG.

Además de crear un sitio web y redes sociales con mayor alcance para que los jaliscienses puedan acceder al contenido creado en los museos.

“Ya no es un lugar a donde vas a ver un proyecto expositivo y ya, creo que la experiencia tiene que ser más que nunca de mediación, de diálogo, confrontativa, inclusiva”.


Fotografías: Jonathan Bañuelos, Secretaría de Cultura Jalisco

Autor

Artículo anteriorMuseo comunitario resguarda las artes de Ajijic
Artículo siguienteMUSA, aprendizaje a través del arte
Reportero de Ciudad Olinka. Ha trabajado para NTR, Mural, Más por Más GDL, La Jornada Jalisco y Radio UdeG Ocotlán.