"Sueño", de Samuel Meléndrez
Pintura “Sueño”, de Samuel Meléndrez, en la muestra “Homenaje a Luis Barragán”

AGENDA la exposición Homenaje a Luis Barrágan, que se presenta del 17 de febrero al 15 de mayo en el MUSA.


¿En que se parece Godzilla al emblemático arquitecto tapatío Luis Barragán? Para el artista tapatío Samuel Meléndrez Bayardo ambos son monstruos culturales que influyeron en la cultura popular.

Y bajo el pretexto del título de la obra pictórica llamada Sueño, el creador pintó una escena en la que el monstruo japonés es visto desde el patio de la Casa Estudio de Luis Barragán, en la Ciudad de México.

Al principio, dijo, fue un mero pretexto visual, pero conforme fue avanzando la pintura asumió que ambos…

Eran la representación de algo inmenso, como un monstruo o gigante cultural”.

“Otras personas vieron el cuadro e hicieron aportaciones”.

Protagonistas. Edificios como la Casa García Luna (Hoy Casa ITESO Clavigero) figuran en las pinturas de Samuel Meléndrez. Fotografía: Gustavo Alfonzo

“Mi sobrina me dijo que esa pieza también representa la idea radical, que se dio en el movimiento moderno urbanístico y arquitectónico, del arrasamiento de centros históricos para hacer obras nuevas. Una idea con repercusiones históricas severas”, compartió el artista.

“En esta pieza, Sueño, el Godzilla representa la idea radical y rupturista de la destrucción para la renovación. De hecho Luis Barragán estaba en contra de esa concepción (destructiva) del urbanismo”, dijo.

El mismo tipo de lectura que puede tener Sueño, se puede repetir en cada una de las obras que integran la muestra Homenaje a Luis Barragán.

Misma que se exhibe en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Se trata de 19 cuadros que Meléndrez Bayardo trabajó desde hace tres años.

Samuel Meléndrez en "Homenaje a Luis Barragán"
Autor. Samuel Meléndrez comparte que la obra de Luis Barragán le ha influido desde que es pequeño. En la serie de 19 pinturas las retoma como protagonistas en contextos urbanos cotidianos. Fotografía: Gustavo Alfonzo

Esto, para hacer lo que él llama “un experimento”, que combina su arte con la arquitectura del gran arquitecto tapatío.

Del 17 de febrero al 15 de mayo, en la planta alta del MUSA se puede admirar este trabajo en Homenaje a Luis Barrágan.

“Luis Barragán (1902-1988) estaba en contra de la vanguardia de la arquitectura, lo que revela su sentido humanista”.

“Él trabajaba como pintor, pues no tenía miedo de cambiar su proyecto durante la labor constructiva: no dudaba la demolición parcial hasta que la estructura arquitectónica se ajustara a su ojo exigente”, dijo el pintor.

Homenaje a Luis Barragán, el diálogo entre el arquitecto y la ciudad

Algunas de las obras que el pintor retoma en Homenaje a Luis Barrágan son la Casa ITESO Clavigero, en la colonia Lafayette de Guadalajara; las Torres de Ciudad Satélite y la Cuadra San Cristóbal, en el Estado de México, y los espacios al interior de la Casa Taller, en la zona de Chapultepec de la Ciudad de México.

Arquitectura en la pintura. Las Torres de Satélite y demás proyectos de Luis Barragán a parecen en las pinturas de la exposición “Homenaje a Luis Barragán”. Fotografía: Gustavo Alfonzo 

Todas estas fincas en las pinturas mantienen un diálogo de confrontación con espacios brutalmente urbanos.

Como fábricas, antenas, lavaderos en azoteas e incluso otros edificios emblemáticos de corrientes arquitectónicas precedentes a las de Barragán.

Como el Edificio del Banco de México en la capital del país.

En las pinturas el paisaje urbano, la cotidianidad y la poesía mantienen un diálogo con las edificaciones icónicas de Barragán.

“Luis Barragán es un gran poeta que supo plasmar su experiencia vital y manejaba tres elementos clave: el mito, la espiritualidad y la belleza”.

Y afirmó que su arquitectura hace seductores espacios poéticos que tienden a la monumentalidad con códigos líricos.

El autor recordó que su primer acercamiento con Barragán fue de pequeño, cuando se topaba con libros en donde se hablaba sobre su vida y obra.

Él describió que obras como las Torres de Satélite inciden en los imaginarios de las personas desde temprana edad, quizá debido a su gran dimensionalidad.


 

Autor

FuenteUniversidad de Guadalajara
Artículo anteriorGuillermo González Camarena, dudas y preguntas a todo color
Artículo siguienteContribuyen en la preservación de lenguas maternas en Jalisco
Reportero de Ciudad Olinka. Ha colaborado en Gaceta UdeG, Kä Volta, Revista Colibrí, El Diario NTR Guadalajara, Radio UNAM y Radio UdeG Ocotlán.