Los personajes de las Tortugas Ninjas fueron la inspiración de Paola Llamas y Armando Huertas, artistas que crearon su propia versión de tortas ahogadas, que preparan en su negocio Ahogada Mutante, en Prisciliano Sánchez 1037, en la colonia Americana de Guadalajara.

De entrada aquí el birote es redondo, tal cual como el caparazón de una tortuga. Además la salsa no se limita a la roja de jitomate, sino que hay variedad en cuanto a color y sabor.

Y ni qué decir sobre los ingredientes que le dan un sazón diferente al del tradicional platillo originario de Guadalajara y que aquí tienen todo que ver con los personajes animados.

“Esto inició como un juego de palabras entre Paola y yo, a nosotros se nos hacía muy chistoso que se me antojaba una torta y yo decía ‘vamos por una tortuga’“.

“Después esto fue avanzando y decíamos ‘sí, vamos por una tortuga, ¡pero ninja!”.

Esto lo relató Armando, durante el episodio “Tortas salvajes” de la primera temporada de la serie de Netflix La divina gula.

Ahí, ambos creadores del concepto presentan los distintos platillos e ingredientes con los que reinventan la torta ahogada, que posee salsa verde recuerdando el color de las tortugas ninja.

Pero cada torta (que tiene que el nombre de cada tortuga ninja) tiene su toque especial. Si quieres conocer cuáles son ve el episodio o visita el menú en facebook.com/ahogadamutante 

La torta ahogada está llena de mitos, porque no es de nadie, es de la historia”, dijo Paola, quien añade que eso da la posibilidad de transformarla y adaptarla.


La torta ahogada de José el de la Bicicleta, en Netflix

CinemaLa serie La divina gula documenta las distintas ofertas culinarias innovadoras que son producto del ingenio mexicano, en distintas latitudes del país.

Se trata de una crónica narrada con el inigualable estilo del actor Memo Villegas, quien hace cómplice al espectador de las delicias de la nueva cultura gastronómica de México.

Desde las variedades de micheladas, tostilocos y hasta el de las “tortas salvajes”, se muestra la historia, sus protagonistas y la esencia de estas comidas que todo mexicano ha probado alguna vez.

Con escala en Guadalajara, no podía faltar hablar sobre las tortas ahogadas, no sólo de las nuevas de Ahogada Mutante, sino también de las del pionero de dicho manjar sumergido en salsa: las del famoso José “el de la bicicleta”.

En el documental de Netflix retratan a don José como lo que es: “El sensei de la torta ahogada en Guadalajara”.

Todo tapatío conoce las tortas que él vende, porque se dice que el propio José fue discípulo del creador de las tortas ahogadas, allá por mediados del siglo XX.

“Yo desde 1960 trabajé para ‘El Güerito’, entonces la salsa la trabajamos como desde hace mucho: cruda”, comparte el tortero.

La tradición de José es servir la torta en bolsita y deleitarla con su peculiar salsa y cebollita picada.

“Aquí estamos todavía dando guerra”, compartió José en el documental.

Desde los años 60 este tapatío vende tortas sobre en su bicicleta y ahora se puede encontrar en la calle Mexicaltzingo 27, entre 16 de Septiembre y la Calzada Independencia.

Autor

Artículo anteriorEscuela Campesina La Piñuela, resistencia en Unión de Tula
Artículo siguienteEl Galardón Carlos Terrés, para Ofelia Martínez García
Reportero de Ciudad Olinka. Ha colaborado en Gaceta UdeG, Kä Volta, Revista Colibrí, El Diario NTR Guadalajara, Radio UNAM y Radio UdeG Ocotlán.