“Las disputas entre la mosca y el hombre”, ilustración Daniela Cordero

Hay tantas cosas que nos unen a los seres humanos que a veces olvidamos mencionar aquellas que tienen que ver con situaciones comunes o incómodas incomodidas, pero de que las hacemos, las hacemos.

El escritor tapatío Juan Fernando Covarrubias ha retomado algunas de ellas y las ha decidido ensayar en su más reciente libro Las disputas entre la mosca y el hombre.

Esta publicación, editada por Libros Invisibles (donde se puede conseguir un ejemplar) recopila 11 ensayos que abordan momentos o prácticas que van placentero hasta lo incómodo y que seguro todos han experimentado alguna vez.

Una de éstos es el ensayo que da nombre al libro y que explora la idea de cómo la mosca es el animal más calumniado en la historia humana, pero también el que en grupo de tres “puede consumir un cadáver tan aprisa como lo haría un león”.

El texto remite al cansado momento de cuando dicho insecto molesta cuando comes, descansas o convives.

Uno siempre está tirando el manotazo”, comparte Juan Fernando Covarrubias.

“Tal cual, el ensayo habla de las intromisiones que tiene la mosca en nuestra vida cotidiana”.

“Está sustentado con referencias literarias de personajes que han tenido sus trifulcas con la mosca, como una larga cadena de insectos que rondan nuestras vidas”.

Para el autor, este libro es un aterrizaje a la realidad, con el que busca hacer divertimentos ensayísticos fuera del estilo académico.

Es decir, son piensos que dan luz a emociones y reflexiones bien conocidas por muchas personas, que usualmente se filosofan o articulan en silencio.

Otro de los ensayos del libro es “Al buen entendedor, una mentira”.

En el que Juan Fernando Covarrubias explica cómo la mentira vive en nosotros como un instinto de supervivencia en todas las escalas.

“La mentira se perpetúa porque es una institución fundada sobre los cimientos más sólidos de la necesidad“, dice el autor en el libro, haciendo referencia al escritor Mark Twain.

Otro texto y que da inicio al libro es el de “El disimulo de las obligaciones”,

El trabajo le roba tiempo a la vida, entonces por qué no robarle tiempo al trabajo para leer, sobre eso habla el primer ensayo del libro, titulado “El disimulo de las obligaciones”.

Juan Fernando Covarrubias, escritor tapatío. Fotografía: Gustavo Alfonzo

“Es un texto que me gusta mucho y habla de cómo yo en lo particular busco robarle el tiempo al trabajo para estar leyendo. Hay que disimular la s obligaciones para poder leer”.

“Otro es ‘Itinerario de un robo’, porque un día me di cuenta de que me robo los lápices”.

“Y tengo muchos en el cajón de mi escritorio, el maletín, en casa; tengo lápices que he robado de todas partes”, compartió.

Otros textos son “El azar es una trampa” y “Alguien más estaría muriendo”.

Éste último sobre las muertes en cama, que han sido una constante en la familia de Covarrubias.

Éste último sobre las muertes en cama, que han sido una constante en la familia de Covarrubias.


En general todos los ensayos tienen que ver con asuntos cotidianos“, añadió.

Actualmente el escritor trabaja en un libro de cuentos situados en el Centro de Guadalajara.

Juan Fernando Covarrubias es egresado de Letras Hispánicas por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), ganador del Premio Nacional de Cuento Agustín Yáñez 2014, por el libro La muerte compartida.

Autor

Artículo anteriorJardín Botánico de la UAG, pulmón de Zapopan
Artículo siguiente“Los Lobos”, nominada a los Premios Goya 2021
Reportero de Ciudad Olinka. Ha colaborado en Gaceta UdeG, Kä Volta, Revista Colibrí, El Diario NTR Guadalajara, Radio UNAM y Radio UdeG Ocotlán.