La banda tapatía Lenguafractal es como una montaña rusa, considera su vocalista, Luis Bolio. Es como un recorrido de altibajos sonoros, una mezcla de géneros musicales.

Considera que son “hijos del rock” y las guitarras eléctricas distorsionadas lo demuestran, pero no dejan de lado los sonidos suaves del jazz.

“Siempre estamos moviéndonos, ahora en el nuevo EP hay unas rolas de ‘baladita’, pero (también) hay una rola de rap”.

Y por EP se refiere a Enfermedad y cura, un material producido por Frankie Mares, baterista de Troker.

“En realidad quedó muy variado, no es jazz, no es balada, tampoco es rap, pero tiene un poco de todo eso”.

El también guitarrista y saxofonista comparte que las letras de las canciones también son variadas, pero con una carga política, promoviendo la colectividad.

“De aprender a trabajar en equipo, de saber que una ciudad es un organismo vivo y que nosotros somos parte de él”.

También forman parte de la banda Carlos Fernández en la batería, y Paul Campos en la guitarra, instrumentos prehispánicos y sintetizadores.


🎧 Escucha la entrevista con Luis Bolio:

 


Desde el escenario

Lenguafractal ofrecerá un concierto multidisciplinar, un recorrido por sus producciones anteriores y la presentación en vivo por primera vez de Enfermedad y cura.

Para Luis Bolio, se trata del concierto más importante y de mayor producción de la banda en cuatro años, espectáculo que incluirá cinco bailarines y seis músicos en escena.

El show llevará por nombre ‘Ser en la urbanidad’ y tendrá lugar en el Teatro Alarife Martín Casillas (Alcalde 1351) el sábado 27 de noviembre a las 20:20 horas.


Fotografía: Facebook Lenguafractal

Artículo anterior“Poderoso Victoria”, filme luminoso en la Laguna de San Marcos
Artículo siguiente“Pasaje”, una ventana teatral hacia la violencia de género
Reportero de Ciudad Olinka. Ha trabajado para Mural Grupo Reforma, Más por Más Guadalajara, La Jornada Jalisco y Radio UdeG Ocotlán.