La voz de Leticia Servín contagia de sus emociones cuando se le escucha cantar o cuando solo se trata de una charla telefónica.

En entrevista, comparte la alegría por tocar en el Centro Cultural Los Ariles, en Tonalá, y es imposible no imaginarla frente al público, enérgica, en un viaje sonoro.

“Estamos teniendo una oportunidad otra vez los músicos de venir a compartir esta armonía que trabajamos en casa. Hasta me siento afortunada”.

Pero fue difícil, admite, quedarse en casa los meses que la pandemia obligó a cerrar los espacios culturales, pues entonar sus canciones es una especie de terapia psicológica.

“Tengo casi 30 años tocando, de depurar mis sentimientos a través del canto”.

Nuevas oportunidades

Para “poder sobrevivir” durante esos meses, Leticia hizo granola y mermeladas y la respuesta de la gente fue positiva. Así subsistió.

La música, claro, nunca la abandonó, y pudo componer algunas canciones infantiles pensadas en su hijo Dante, a quien hasta hace unos meses pudo volver a abrazar.

Tras una situación “amenazante” en la que el padre de su hijo lo tenía retenido, en noviembre de 2020 volvió con ella, y su vida se iluminó.

“Estoy más fuerte que nunca porque de verdad estaba en la oscuridad, estaba muy triste, fueron 2 años, 9 meses y 26 días que me robaron a mi hijo”.

Él está bien, está sano, y aunque ella sigue siendo objeto de hostigamientos por parte de su ex pareja, la felicidad puede más, esa alegría que contagia su voz.

“Sentía que me iba a morir, pero con esta alegría les quiero cantar”.

Felicidad. Leticia Servín compartirá con el público jalisciense un repertorio de sus canciones “más divertidas y amorosas”.

Frente la brújula

Leticia Servín se presentó en abril en el Multiforo Alicia, en la Ciudad de México, y dice que lloró de la emoción al encontrarse con el público, esa brújula que le marca el rumbo.

“El público con su aplauso, con su abrazo, me ha marcado el camino. Me considero un músico de la comunidad”.

Por ello se siente agradecida de volver al Centro Cultural Los Ariles, un espacio que, dice, es único en su tipo, idóneo para cantar un repertorio de sus canciones “más divertidas y amorosas”.

“Ya empezó a salir el Sol para todos y espero de verdad que sea generoso y que nos permita volver a abrazarnos, que es algo muy necesario para nosotros como hermanos, como pueblo herido”.

Leticia Servín se presentará el 10 de julio de 2021 a las 19:00 horas en el Centro Cultural Los Ariles (Benito Juárez 309, Tonalá).

Su obra

Leticia Servín (Morelia, Michoacán, 1973), es compositora, cantante, multiinstrumentista y actriz desde 1991, y ha llevado su talento a distintos espacios de México y el mundo.

Entre sus trabajos destaca La fiera borrasca, un disco en que musicaliza la obra de Sor Juana Inés de la Cruz.

Recientemente participó en la producción, impulsada por Cubetta Records y ‘Pato’ Montes, de la canción Rita Bonita, en memoria de la artista tapatía Rita Guerrero.


Fotografías: Cortesía Leticia Servín.

Artículo anteriorCircus Mafia GDL, malabaristas toman el espacio público
Artículo siguienteDescubren dos nuevas especies de bambú endémicas de Jalisco
Reportero de Ciudad Olinka. Ha trabajado para Mural Grupo Reforma, Más por Más Guadalajara, La Jornada Jalisco y Radio UdeG Ocotlán.