"Mujer y poeta en los Altos de Jalisco"
Coordinación. El proyecto fue orquestado por las dependencias de Cultura de los municipios, con apoyo de la Secretaría de Cultura de Jalisco

Mujeres del presente y el pasado, que comparten una fuerte conexión con la Región Altos de Jalisco, vierten un pedazo de su alma en la antología Mujer y poeta en los Altos de Jalisco.

Se trata de un libro que reúne poemas de 78 mujeres que son originarias o residentes de 20 municipios de las regiones Altos Norte y Altos Sur.

Con apoyo de las casas de cultura de cada municipio, en coordinación con la Secretaría de Cultura de Jalisco, se gestó este proyecto que ya se puede descargar.

El coordinador regional de SCJ en Los Altos, René Saldaña Ramírez, compartió que para lograrlo se lanzó una convocatoria en los 20 municipios alteños, a través del programa Fondo Jalisco de Animación Cultural.

“Representó un reto, pues si bien hay mujeres que se dedican abiertamente a la poesía, había municipios donde desconocíamos cuántas podríamos encontrar. Pero fue una grata sorpresa encontrarnos con este cúmulo de autoras“, indicó.

De los 20 municipios reunimos textos de 112 poetas, que generaron 424 poemas”.

“La curaduría estuvo a cargo de Karla Sandomingo, Mireya Casillas y Gustavo Íñiguez, quienes leyeron todo el material, para que al final hacer un compendio con 78 poetas representadas en 106 poemas“.

"Mujer y poeta en los Altos de Jalisco"
“Mujer y poeta en los Altos de Jalisco”, por la Secretaría de Cultura de Jalisco

Recordó que fueron cronistas y promotores los que corrieron la voz para que más mujeres participaran en esta antología.

“Algunos escarbaron, se metieron a las casas a buscar entre petaquillas, para sacar información que se sabía que estaba guardada pero nunca supimos darle esta salida; a lo mejor las autoras vivían en otro contexto y escribían para ellas, que fue la sorpresa que nos encontramos”.

“En el caso de personas ya fallecidas, los familiares fueron quienes facilitaron el material”.


“Deja que mi alma vuele” 
María de los Dolores Guerra Romo (1884-1947)
Encarnación de Díaz

Nunca pude rodeada de placeres
hacer de mis deberes sentimientos,
porque a fuerza de penas y tormentos
troqué mis sentimientos en deberes.

Es imposible que en los largos años
que Dios me dio de vida y amarguras,
no pueda conocer los mil engaños
que con ingenio ocultan las criaturas.

Mejor que mi alma vuele al alto firmamento
a respirar el aire purísimo del cielo
ya que estoy aquí presa, deja que el pensamiento
se aleje lo que pueda del miserable suelo.

Deja que mi alma henchida de amor y de alegría,
vaya por esos mundos de ensueño y de ilusión;
déjala que embriagada de mágica poesía
el bálsamo derrame sobre este corazón.

Deja que el alma mía, ardiente y soñadora,
viva con el recuerdo de una grata emoción
y goce dulcemente cuando el pasado añora
reanimando las fibras del muerto corazón.


Al final todos los municipios dieron con el trabajo de poetas, cuyas edades van desde la adolescencia hasta adultas mayores y fallecidas.

El resultado fue la impresión de 3 mil ejemplares que se comenzaron a repartir a través de las casas de cultura y bibliotecas de la región desde inicios de 2020, gracias a la co-inversión entre los municipios.

Fue hasta febrero de 2021 cuando el libro se subió en formato digital, que se puede descargar desde el acervo del sitio web de la SCJ.

Poesía, como resistencia

Aunque la poesía es un terreno que ha ocupado todo tipo de personas por igual, son los hombres quienes históricamente han acaparado los espacios.

Lagos de Moreno
Objetivo cumplido. Los 20 municipios de la Región Altos dieron con obras poéticas, para crear la antología “Mujeres y poetas en los Altos de Jalisco”. Fotografía de Lagos de Moreno: Iván Serrano Jauregui

En Mujer y poeta en los Altos de Jalisco se pueden leer los contextos de mujeres que vivieron en mundo donde los hombres han tomado la palabra, desde finales del siglo XIX al ya entrado siglo XXI.

“Escribían con una brillantez, porque en la mayoría de los casos eran personas que no tenían una especialidad ni una carrera de letras. Muchas de ellas escribían lo que vivían y sentían en su momento“, explicó Saldaña Ramírez.

“En los poemas más antiguos se tratan temas más personales, de la cotidianidad y muy íntimos. Algunas fueron confesiones, que en su momento quedaron resguardadas”.

En la antología se presentan los poemas de forma cronológica, con la que es posible notarse la evolución de la palabra.

“Hay poesía contemporánea sin esa rigidez técnica que se caracterizó en aquellas épocas”, concluyó el promotor cultural alteño.