El 790
Hacen frente a la crisis. En el 790 de Prisciliano Sánchez de Guadalajara, se abre un espacio colaborativo entre Periplo, el Instituto Superior de Artes Escénicas, la Promotora Oniric y el Café LILIA. Fotografía: Cortesía

El anuncio el 9 de febrero sobre el cierre del Centro Cultural Foro Periplo, que se vio afectado por la pandemia, causó impresión y lamento por parte de los consumidores de las artes escénicas.

Para Juan Méndez, artista de clown y promotor cultural de este recinto, significa un cierre de ciclo que les permite reinventarse.

También beneficia al sumar otras colaboraciones y ampliar la oferta de exposiciones artísticas.

“Lo veo como un triunfo el haber encontrado un equipo con el cual podemos unir fuerzas, y el lugar sigue. A fin de cuentas, el lugar no es de nosotros y eso te crea un desapego al espacio”.

Después de 10 meses de un cierre, intercalado con actividades realizadas con las medidas sanitarias, la dinámica se hizo insostenible.

El lugar ubicado en la calle Prisciliano Sánchez, en la zona del Expiatorio de Guadalajara, ahora se llamarán El 790.

En este estudio convivirán el Instituto Superior de Artes Escénicas (ISAE), Oniric Producción, Periplo Desarrollo y Cultura y el Café Lilia.

Clowning en El Periplo
La misión sigue. El nuevo espacio contempla seguir creando obras de clowning, danza, teatro y demás artes escénicas. Fotografía: Foro Periplo

El actor de clown se enfocará en impulsar el circo en el espacio público, la difusión de la astronomía y talleres.

Desde enero de 2021 iniciaron con el nuevo proyecto y cada una de las  organizaciones, se dedicará a su rama fuerte.

“La promotora Oniric ya está generando material audiovisual de artista, ISAE ya está programando funciones de sus alumnos, ahora que ya tienen un foro escénico, y el Café está terminando de remodelar para dar servicio”.

Pasado, presente y futuro

El Foro Periplo, además de ser casa también del grupo circense Bravísimo, a lo largo de seis años tuvieron más de 500 presentaciones.

Aquí también participaron cerca de 280 proyectos nacionales e internacionales y brindaron funciones ante 50 mil personas.

Con esta transformación se asegura la permanencia de la difusión de la danza, el teatro, el circo, proyectos artísticos, educación y otras variedades culturales.

Quinto aniversario de Foro Periplo
Emblemático. Durante seis años, Foro Periplo logró convocar a 50 mil personas, durante 500 funciones culturales. Fotografía: Raúl Méndez

El trabajo en conjunto de las cuatro organizaciones, contrario a la pérdida de empleo por el cierre, beneficiará a más personas con la continuación del recinto.

Esperan que Oniric aporte el manejo de los espectáculos y públicos.

Periplo irá más allá del circo y se concentrarán en explotar sus creaciones y también la danza se verá beneficiada, como comenta Juan Méndez.

“El área de la danza va tener un empuje ahora que la licenciatura tiene un foro, la compañía de la escuela, van hacer encuentros de danza”.

La unión de cuatro fuerzas, ante los estragos que la pandemia, es muestra de que se pueden encontrar alternativas para subsistir.

El estar abierto al cambio por el bien artístico en común se puede lograr con lo que el actor Juan Méndez considera un equipo de trabajo.

Tenemos una organización circular, cada quien propone y resuelve, son organizaciones con las que nosotros invitamos a colaborar porque son líderes en sus rubros”.

Soltar, para seguir

¿Cómo es que Juan Méndez se despide de uno de los centros culturales independientes referentes de Jalisco?

Lo sentimos como una escuela, aprendimos mucho en cuanto a gestión, en relación con los vecinos”.

“Hemos generado muchas vinculaciones a nivel nacional y eso nos da mucho gusto, al final ha sido aprender y con eso nos quedamos”.

Esperamos deseosos la apertura de El 790, las sillas frente al escenario, disfrutar de puestas en escena, vivir la “nueva normalidad” cobijados de expresiones artísticas.

La huella que deja el Foro Periplo es imborrable, la convivencia entre las sillas, pintura en las paredes, los cambios de iluminación, las risas y diferentes emociones que generaba pisar el espacio.

Se va el Centro Cultural Foro Periplo, cambia de página y la historia de la difusión de expresiones artísticas se expande y se mantiene transformado.