Cerro de la Reina


EntornoA cinco años de su surgimiento, el colectivo Defendamos el Cerro de la Reina sigue en pie de lucha.

Esta organización nació para oponerse al Proyecto Yolkan, una iniciativa del gobierno de Jalisco en coordinación con el ayuntamiento de Tonalá.

Buscaban construir un centro de negocios, museo y espacio para la venta de artesanías, pero la ciudadanía se opuso rotundamente.

“Fue la primera vez que el pueblo de Tonalá se manifestó masivamente para que no le quitaran ese espacio que además de ser lugar sagrado histórico, cultural, también es una zona recreativa”.

Así lo explica la maestra Teresa Figueroa, integrante de este colectivo y referente cultural de Tonalá.

El Cerro de la Reina es sitio sagrado desde tiempos prehispánicos, fungía como un espacio ceremonial para el Señorío de Tonallan, que abarcaba hasta Tlajomulco, Zapopan y Zapotlanejo.

Cuando los gobiernos municipal y estatal buscaron privatizarlo, la comunidad tonalteca se unió para impedirlo.

Desde entonces resisten a través de reforestaciones, mantenimiento y riego de los árboles, así como la realización de actividades artísticas y comunitarias.

“Hay adultos mayores que van con un botecito y riegan un árbol. La ciudadanía está comprometida con el cerro, las que están faltando son las autoridades”.

Protección del cerro

Aunque el Proyecto Yolkán en teoría fue cancelado, el Cerro de la Reina es objeto de incendios forestales y el abandono de las autoridades.

En agosto de 2019 las autoridades realizaron un evento para “reconocer” a los pueblos originarios de Tonalá, pero todo quedó ahí, olvidando proteger su principal centro de reunión.

“Estamos exigiendo al gobierno municipal que este espacio, el más importante del municipio, salga del abandono”, señala la maestra Teresa Figueroa.

Además del respeto a este espacio cultural, los vecinos de Tonalá piden se garantice su derecho a un medio ambiente sano, y se deje de usar el cerro como tiradero de llantas y se cuide de incendios.

En 2019, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco emitió una recomendación para que el Cerro de la Reina sea considerada un área natural protegida y garanticen su protección.

“(…) con la preservación de los ecosistemas y sus elementos, así como la investigación, recreación, ecoturismo, educación ambiental y el uso cultural que se realiza en el polígono”.

Acciones legales

Luis Ángel Morales, también integrante de este colectivo comparte que hicieron observaciones al plan de ordenamiento ecológico, territorial y de desarrollo urbano de Tonalá.

Lo anterior, porque en la propuesta del ayuntamiento se deja abierta la puerta a complejos comerciales y habitacionales en las faldas del cerro.

“Traería consigo daños irreparables para el patrimonio cultural y natural de los tonaltecas”.

Por ello, en conjunto con la comunidad indígena de este municipio, exigen al ayuntamiento que declare un área de amortiguamiento alrededor del cerro y garantizar su protección.

Pero no han recibido respuesta. Es por eso que a cinco años de su creación, el colectivo Defendamos el Cerro de la Reina sigue en pie de lucha.


Fotografías: Colectivo Defendamos el Cerro de la Reina