El programa Fondo Talleres, con el que se financian las actividades de las casas de la cultura del interior de Jalisco, tendrá una reducción de recursos del 68 por ciento para 2021.

Pasará de contar con 16.9 millones de pesos en 2020, a tan sólo 5.5 millones de pesos el próximo año, según el Presupuesto de Egresos que el Ejecutivo estatal envió al Congreso local.

Pero es tan sólo uno de los varios programas culturales que sufrirán recortes, como expuso el artista Rafael Paredes, integrante de la agrupación Traza Social, al realizar un análisis del presupuesto.

Por ejemplo, la Ayuda a la promoción de la cultura y las artes del Estado, de la cual depende el Fondo Jalisco de Animación Cultural presenta una reducción del 84 por ciento, pasando de 30.5 millones de pesos a sólo 5 millones de pesos.

El también miembro de la Red Independiente de Agentes Culturales de Jalisco (RIAC), detalló que el recorte general al sector cultural en Jalisco será del 30 por ciento.

Se pasará de contar con 723 millones 596 mil 693 pesos en 2020; a 502 millones 490 mil 575 en 2021.

Por la dignidad de los artistas

Al criticar este recorte presupuestal, el director de Teatro de la Ciénega, Modesto Hernández Merino, llamó a “que nadie más vuelva a pisotearnos nuestro trabajo”.

Consideró como una simulación lo que hacen las autoridades tanto estatales como federales en materia de cultura, por lo que seguirán alzando la voz por más recursos.

“Vamos a seguir dando lata, nos vamos a poner bien rudos, es posible que nuestro pronunciamiento nos lleve a romper el diálogo, pero yo no le temo a eso”.

Por su parte, la maestra de danza Marianné Alarcón dijo que no piden apoyos asistencialistas, sólo que se respete a la industria cultural –a través del presupuesto- pues también genera impuestos y derrama económica.

Emiten posicionamiento

En sesión de la RIAC y rueda de prensa, Belén Palacios leyó un posicionamiento dirigido al Congreso del estado y autoridades estatales, como la secretaria de Cultura, Giovana Jaspersen.

En la misiva, los agentes culturales expresaron su preocupación por el recorte presupuestal que supondría una afectación a la producción y promoción de las artes en Jalisco.

Consideró que se perderán empleos y los pocos espacios culturales que sobrevivieron a la pandemia podrían cerrar.

Sin embargo, apuntó que quienes resentirán más estos recortes serán la niñez y juventud de Jalisco, quienes se exponen a altos niveles de violencia, pues la cultura contribuye al desarrollo humano.

“La cultura y la educación artística, son medios intangibles que contribuyen al desarrollo humano y al impulso de la creatividad, sin embargo, desde hace años los gobiernos en Jalisco, los han dejado relegados al recortarles presupuesto y darle prioridad a otros sectores”.

Los artistas que participaron en esta sesión, dialogaron en torno a las acciones que realizarán posteriormente para evitar estos recortes.


Foto: Casa de la Cultura de Ocotlán.