En la compañía de teatro AjíMaíz están doblemente emocionados, comparte la actriz Araceli Flores.

Una, porque su montaje Hilos tornasol cumple 10 años desde su primera presentación; la otra, por la posibilidad de estar frente al público tras meses de pandemia.

“Volver a tener presentaciones siempre es una alegría, y más aún que sea en el Centro Cultural Los Ariles, que es como un hogar para nosotros en Tonalá”.

Hilos tornasol está dirigida a la niñez, y está basada en una leyenda wixárica (Nuestro padre sol), una nahua (El dios del trueno) y un cuento tradicional mixteco (El cuervo y el zopilote).

La compañía retomó estas historias que abordan la valentía, la justicia, y las transformaciones que uno experimenta en su camino.

“Hacemos un montaje centrado en la narración, en la oralidad, es a partir de donde se centra el intercambio de conocimiento de los pueblos originarios y hacemos teatralización”.

Comparten cosmovisión indígena

A través de la narración, teatralización, objetos típicos e instrumentos tradicionales de los pueblos originarios, buscan difundir su cosmovisión, comparte el músico Fernando Gutiérrez.

“Generalmente hacemos teatro-foro, o sea, dialogamos con los niños, con los padres, sobre las temáticas”.

Añade que la obra también tiene el objetivo de que niñas y niños puedan reconocerse en los otros, en las diferencias culturales, y crear cierta simpatía.

La obra

‘Hilos tornasol’, bajo la dirección de Beto Ruiz, se presentará el domingo 22 de noviembre a las 12:00 horas en el Centro Cultural Los Ariles (Av. Juárez 309, Tonalá).

Al finalizar habrá un taller de realización de ‘Ojos de Dios’; ambas actividades son gratuitas.


Fotografías: Cortesía de la compañía AjíMaíz