Obra de títeres "Lo escuché en el viento".Fotografía: Teatro que Late
En casa. Ingresa a voyalteatro.com para disfrutar de esta función el 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre. Fotografía: Cortesía

Las enigmáticas historias que se cuentan en el Panteón de Belén son el tema principal de Lo escuché en el viento, obra de teatro de títeres para toda la familia, creado por talentos de Tlajomulco de Zúñiga.

La compañía de Teatro que Late es la creadora de esta de puesta en escena, que se puede disfrutar desde la comodidad de casa, tras comprar un acceso en la plataforma Voy Al Teatro.

La historia trata de cómo el pequeño Alonso visita el también llamado Panteón de Santa Paula de Guadalajara, donde trabaja su abuelo Opa.

La misión es llevarle un maletín que olvidó su abuelo, que siempre lleva al trabajo; eso lo adentrará a la magia de este antiguo cementerio, donde las leyendas coextisten.

“Alonso entra al panteón y empieza a escuchar cosas en el viento que no entiende y sin querer llega a cada una de las tumbas donde se cuentan las leyendas más famosas del panteón; así las va conociendo”, comentó la directora de la obra, Jaqueline Montiel.

Sustentables. Las 10 marionetas de “Lo escuché en el viento” los crearon de materiales reciclados. Fotografía: Cortesía

Ella explicó que este espectáculo se estrenó hace dos años en Bélgica. “En esa visita estrenamos la obra en la ciudad de Brujas y en la de Ostende”.

Esta nueva versión, a diferencia de la original, está pensada para video, con ediciones que realzan la historia, en la que participan 10 títeres manejados por dos titiriteros.

“Estos títeres están hechos con materiales reutilizados y cotidianos, como botellas de PET, moldeados con periódico y cinta canela. Los vestuarios están hechos de telas reciclados. La escenografía es de cartón con pasta de papel reciclado”, detalló.

Acercan la tradición oral tapatía

Jaqueline Montiel explicó que la idea de hacer esta representación para niños y adolescentes, es que notaron que los recorridos nocturno del Panteón de Belén suelen estar pensados para adultos.

“Entonces así lo pensamos, pero en esta ocasión lo hicimos en lo digital. Aprovechamos la estética y poética de la cámara, experimentamos con las tomas, creamos un tipo de magia distinto a una obra presencial”.

“Este espectáculo tiene muchas acciones, música y pocos diálogos, para que sea entendible en cualquier parte del mundo”.

A través de la sala virtual de Voy Al Teatro se podrá disfrutar de Lo escuché en el viento, con boletos de 110 pesos, para las funciones del 30 y 31 de octubre, y también el 1 de diciembre (hasta las 22:00 horas de ese día).

El acceso a la obra permitirá al espectador a entrar a cualquier hora de estos días, las veces que lo desee.