Santa Quiteria
En investigación. La zona arqueológica toma el nombre de una hacienda cercana y correspondería a la cultura denominada “Tradición Teuchitlán”. Fotografía: INAH

EntornoCon el fin de que en un futuro sea un lugar abierto al público, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y empresarios tequileros de Jalisco emprenden un proyecto de rescate, en el sitio arqueológico de Santa Quiteria.

Éste se encuentra emplazado en el fértil valle que rodea al Volcán de Tequila, entre los municipios de El Arenal y Amatitán, en la Región Valles de Jalisco.

Se le llamó Santa Quiteria por su cercanía a la hacienda del mismo nombre. Su identificación y registro estuvo a cargo del arqueólogo Phil Weigand (también de Los Guachimontones), en los años 70.

Se estima que el sitio, con 100 hectáreas de superficie, data de los años 250 antes de Cristo y 400 después de Cristo, y que formó parte de los asentamiento de la cultura de Teuchitlán.

En un comunicado, se explicó que el rescate lo impulsa el Centro INAH Jalisco, con la inversión anual del empresariado tequilero.

Comienzan los trabajos

Este 5 de octubre inició la primera etapa del proyecto, enfocada en recorridos de superficie y prospección con fotografías aéreas, para delimitar mejor el polígono.

“Se busca poner en valor esta importante urbe prehispánica, cuyo tamaño es similar al de la Zona Arqueológica de Guachimontones, en el cercano municipio de Teuchitlán”.

Santa Quiteria
Relevante. Santa Quiteria se caracteriza por tener vestigios de estructuras circulares, similares a las de Guachimontones. Fotografía: INAH

La investigadora del Centro INAH Jalisco, Martha Lorenza López-Mestas Camberos, comenta que Santa Quiteria se caracteriza por sus conjuntos arquitectónicos circulares, que alojaban un gran altar en su núcleo.

Detalló que ahí se han observado superficialmente dos conjuntos circulares, uno en el área del valle y otro en una elevación.

“En cuyos alrededores se emplazan diversas terrazas de probable uso agrícola o habitacional, así como, al menos, dos juegos de pelota”.

“Si bien la exploración comenzará en los conjuntos monumentales, nuestra idea es prospectar toda la superficie para hacer un registro de cada unidad habitacional o terraza de cultivo”.

“Y, de este modo, entender realmente la composición del sitio, guiados por un proyecto integral de investigación”, indicó.

En próximas temporadas, arqueólogos y restauradores harán excavaciones y exploraciones de las estructuras.

Se espera que la apertura de Santa Quiteria, para visitantes en general, sea dentro de cinco años más.

Santa Quiteria
Destructivo. Las plantaciones de agave suelen hacerse sobre vestigios arqueológicos identificados. Fotografía: INAH

Corrigen siembra nociva

Martha Lorenza López-Mestas reconoce que los empresarios han tomado consciencia respecto al cuidado del legado histórico jalisciense.

Ya que normalmente, la siembra de agave se realiza sobre terrenos con elementos arqueológicos identificados en la Región Valles.

Esto sucedió, incluso, en Santa Quiteria, de allí que la remediación de las afectaciones causadas por la actividad agrícola comprende, igualmente, a los tequileros.

“Durante las pláticas coincidimos en que no es posible que un Patrimonio Mundial como el Paisaje Agavero no respete a otro tipo de patrimonio que es mucho más antiguo”, concluyó la arqueóloga.