Tras poco más de un año de haberse señalado que el mural Prometo, del artista José María Servín, se encontraba en malas condiciones, la Secretaría de Cultura de Jalisco dio a conocer que esta pintura ya fue restaurada.

Docentes y estudiantes de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO) intervinieron esta obra al interior de la Casa de la Cultura Jalisciense.

De igual forma, se restauró el mural La imprenta en Jalisco, de Gabriel Flores, que se encuentra en el acceso de la Biblioteca Pública del Estado Núcleo Agua Azul.

Según un comunicado, ambos murales presentaban deterioros estéticos “asociados al uso del edificio”, aunque se dijo que se encontraron en buenas condiciones en cuanto a estabilidad material.

Esto, según un diagnóstico que realizó la ECRO en octubre del 2019, fecha posterior a los señalamientos sobre el estado de los murales, a través de medios de comunicación.

Restauraciones a dos años de distancia

La restauración estuvo a cargo de dos profesores y siete estudiantes de cuarto semestre.

Ellos realizaron limpieza de capa pictórica, eliminación de eflorescencias y velos salinos, resanes, inyectado de consolidantes, fijado de capa pictórica y reintegración de color.

La intervención se realizó entre el el 10 de agosto a 4 de septiembre de 2020. Ambos murales tienen la misma técnica pictórica con base en pintura acrílica.

La intervención la promovió la SCJ, ya que esto es parte de los trabajos de rehabilitación que se realizan en este inmueble cultural desde 2019.

Sin embargo, En 2018 Prometo ya había sido restaurado, también a cargo de la ECRO.

En ese entonces se hizo una limpieza general, resane y reintegración cromática, y se dijo que hubo reparación de daños provocados por trabajos de restauración anteriores.

Esto, aunque aseguraron que la obra no la habían atendido en más de diez años.


Fuente y fotografías: Secretaría de Cultura de Jalisco