Casa de los Perros
Impacto. Tras el cierre por los daños estructurales, el Centro Histórico de Guadalajara se ha quedado sin un espacio cultural donde convergía la comunidad. Fotografía: Archivo Gobierno de Guadalajara

La inhabilitación del Museo del Periodismo y las Artes Gráficas (MUPAG), al interior de la Casa de los Perros, ha dejado un vacío en el desarrollo cultural y comunitario de los vecinos del Centro Histórico de Guadalajara.

Esto debido a los daños estructurales en la finca, ubicada en el 225 de la avenida Alcalde, derivados de las obras subterráneas por la Línea 3 del Tren Ligero.

Por ello, Cristina Martínez Avendaño, estudiante de la maestría en Desarrollo y Gestión Cultural, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD)emprende el proyecto “Se mueve”, que lleva a la comunidad la esencia de este espacio museístico.

Mediante la teoría de museología social, que explica que quienes hacen los museos son las personas y los objetos, ella planteó cuatro estrategias para llevar el MUPAG a toda la gente, mediante actividades virtuales:

1: Un concurso fotográfico

Se convocó a un concurso “RealidadES. Fotografías de nuestra contingencia”, que dirigida a estudiantes de dichas instituciones busca estimular la práctica del fotoperiodismo, así como difundir el trabajo de sus creadores, tal como se ha hecho en el MUPAG.

“El MUPAG ha sido un espacio de exposiciones de grandes fotoperiodistas, como Pedro Valtierra o José Guadalupe Hernández Claire. La Casa de los Perros ha sido casa del periodismo”, manifestó.

Desde la academia. “Se mueve”, iniciativa creada como parte de la maestría en Gestión y Desarrollo Cultural del CUAAD.

La importancia histórica de la Casa de los Perros data del siglo XIX, pues ahí, en 1811 se imprimió el primer periódico independentista del continente, El despetador americanoa petición del propio Miguel Hidalgo y Costilla, tras declarar abolida la esclavitud en su arribo a Guadalajara.

La convocatoria se realizó con ayuda del CUAAD, la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), la Universidad Cuauhtémoc, la empresa de impresión Fama Color y el medio digital Siker/Cuarta Mx

2: Retomar talleres que se impartían en el museo

Tras el concurso fotográfico, el proyecto “Se mueve” continuará difundiendo el legado del museo. Por ello se impartirá un taller con la maestra del taller de gráfica que se impartía en el lugar.

Margarita Vega, duró siete años con su taller de gráfica, con el que trabaja con vecinos de los alrededores del MUPAG, así como los de Analco”, declaró. “Me puse en contacto con ella y estamos gestionando el recurso para adquirir materiales para hacer el taller; la gente se inscribe, adquiere el kit y se conectan el día que ella dé la clase”, informó.

Cristina Martínez recuerda que en el MUPAG había un entorno que daba sentido de comunidad a la zona, donde laboraban personas como el señor Emilio, vecino a quien conocen como don Lino, quien manejaba el linotipo de la prensa al interior del inmueble.

“Él era el linotipista del periódico El Informador, quien de forma gratuita hacía funcionar la máquina y les explicaba a la gente por el puro gusto de hacerlo”, dijo.

Autora. Cristina Martínez Avendaño es estudiante de la maestría en Desarrollo y Gestión Cultural del CUAAD. Fotografía: Eva Becerra
Autora. Cristina Martínez Avendaño es estudiante de la maestría en Desarrollo y Gestión Cultural del CUAAD. Fotografía: Eva Becerra

“Hice investigación teórica y otra enfocada en lo social; reuní testimonios de visitantes, alumnos, talleristas y exdirectores, de ahí viene la parte sentimental de que las personas hacen los museos”.

3: Un taller y un conversatorio sobre museología social

Los otros dos pilares de “Se mueve” serán un conversatorio y un taller sobre museología social, ambos impartidos por el museógrafo Germán Paley.

“Después de esta pandemia no seremos los mismos, (en los museos) debemos cambiar las dinámicas para con nuestros públicos; el conversatorio con Germán Paley será de dos días y estará dirigido a trabajadores de museos”, detalló la universitaria.

Un proyecto replicable

Cristina Martínez se valió de charlas, talleres y convocatorias a distancia para concretar su proyecto; sin embargo, la idea original de “Se mueve” era crear un museo itinerante que pudiera transitar en las instalaciones del CUAAD, el CAAV y la Universidad Cuauhtémoc. Pero este museo itinerante, que tendría una estructura armable a manera de un pabellón, debe de esperar, debido a la contingencia sanitaria.

“En este museo itinerante se explicaría la historia de la Casa de los Perros, sus inicios como un solar chiquito, luego una imprenta y después cómo se construyó la finca y sus leyendas. Tendríamos réplicas de la colección para que la gente los pudiera tocar”, dijo.

#SeMueve es fan de todo el contenido que genera Museo de los Museos (MDLM) el invitado de hoy, Juan García Sandoval,…

Publicado por Se Mueve en Miércoles, 19 de agosto de 2020

“Me dije: ‘Voy a sacar de sus cuatro paredes al MUPAG y formaré este museo itinerante que será una estructura que irrumpirá en espacios cotidianos entre los alumnos de esos planteles'”, contó sobre la gestión de su proyecto.

En esta primera edición de “Se mueve” se pensó en el MUPAG, pero puede aplicarse a todo espacio cultural de cualquier ciudad, focalizado en distintos públicos. “La maestría contempla que sea un proyecto orgánico, que pueda crecer y no sea un solo evento”, relató.

La idea de la museología social es que el museo tiene que funcionar a partir de los lazos humanos que se forman, de los sentimientos que van de los objetos hacia el visitante,o de los mismos trabajadores, y crear comunidad.

Cristina Martínez Avendaño es licenciada en Diseño Gráfico por la Universidad Enrique Díaz de León (Unedl) y decidió estudiar el posgrado en Gestión y Desarrollo Cultural, en el CUAAD; emprende este proyecto como parte de su investigación de tesis.