Cinema¿Cómo funcionan los cohetes? ¿Los virus están vivos? ¿Qué es el calor? ¿Por qué el cielo es azul? Algunas de estas dudas rondan nuestras mentes. Son preguntas cotidianas que encuentran respuestas animadas en el canal de YouTube CuriosaMente.

A través de videos animados en YouTube, el canal CuriosaMente se convierte en un espacio para aprender sobre ciencia de una forma divertida, con información que es verificada y acompañada de un trabajo de animación hecha en Guadalajara.

Tonatiuh Moreno, cofundador de CuriosaMente, recuerda que este canal, que ahora tiene más de un millón 600 mil seguidores, surgió hace cinco años como un desahogo a su inquietud e interés por las ciencias y la animación.

Animado. Tonatiuh trabaja junto a un equipo de ilustradores, animadores y locutores para llevar cada semana un nuevo video en su canal

“Siempre fui un niño muy curioso, enfocado en la divulgación de la ciencia. Me encantaban las revistas de ciencia, leía mucho una revista que se llamaba ‘Chispa’ de ciencia para niños, compraba los juegos de Química de Mi Alegría y todo eso”.

“Pensaba que yo iba a dedicarme a la ciencia, pero también me gustaban mucho los cómics y las caricaturas”.

Aunque este tapatío no se decidió por convertirse en científico, optó por desarrollar su lado como comunicador para luego fundar su estudio de animación en Guadalajara: Estudio Haini, junto a su colega Ruy Fernando Estrada.

Ese fue el primer paso para crear CuriosaMente.


Animación hecha en Jalisco

Sin dudar, Tonatiuh recalca que nunca se alejó de la ciencia, sino que decidió combinar esa pasión con su gusto por la animación y el dibujo. El resultado fue CuriosaMente, un canal de divulgación científica que usa la animación para transmitir su mensaje.

“Desde que se investiga hasta que sale el video son cinco semanas, pero publicamos cada semana así que debemos estar trabajando en varios videos al mismo tiempo”.

Con sus videos CuriosaMente lleva la ciencia a quien los ve. Se trata de producciones que cuentan con un guión basado en información que verifica Tonatiuh y que llevan detrás el trabajo de un equipo conformado por animadores, ilustradores o locutores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

7 Dinosaurios que no eran dinosaurios. ¡Nuevo video! Link en el perfil. https://youtu.be/pzIoAPpV1tQ Ilustraciones de José Carlos Cortés.

Una publicación compartida de CuriosaMente (@curiosamente) el

De esta manera se busca solucionar las dudas de los suscriptores, quienes no dejan de hacer preguntas. El trabajo del equipo de Tonatiuh se materializa en videos de divulgación científica que llegan a obtener hasta 200 mil vistas en YouTube.

“No solamente hablamos de cuestiones científicas, sino de ramas manifestaciones del conocimiento, sí le damos más preponderancia al conocimiento científico, pero abarcamos otras cuestiones de filosofía, lingüística, historia y otras ramas del conocimiento humano”.


Llevar el conocimiento a todos

Las series Cosmos y El Mundo de Beakman, así como la revista Chispa, fueron algunas de las principales influencias de Tonatiuh Moreno, pero también se declara un aficionado al trabajo del director de cine japonés Hayao Miyazaki.

Tonatiuh recuerda que durante sus estudios de posgrado en Comunicación de la Ciencia y la Cultura, decidió analizar productos para conocer de qué manera comunicaban el conocimiento.

En esa etapa también examinó el trabajo de Miyazaki, observando nuevas formas de dar a conocer el mensaje.

“Mucha gente piensa en la ciencia como algo lejano, pero el conocimiento se puede representar como algo cercano, a lo que se puede tener acceso”.

Impulsar la divulgación de la ciencia también es una tarea que debe considerarse, menciona Tonatiuh, y señala que en Jalisco existen las condiciones para crear una red de personas interesadas en comunicar el ecosistema científico y tecnológico del Estado.

Curioso. Este tapatío siempre estuvo empapado de la ciencia y aunque no se convirtió en científico, se involucró en el camino de la divulgación de la ciencia

“En todas las áreas de la ciencia hay gente produciendo en Jalisco y no se conocen, es muy curioso eso”.

“Creo que hace falta ese tipo de divulgación que dé a conocer lo que se está produciendo, y también estimule la vocación científica. Que se vea que puede tener frutos muy interesantes la producción de la ciencia en nuestra región”.


Fotografías: Pablo Miranda Ramírez