Emblema. Este mamífero habita en casi todo México, y en algunas regiones del Norte de Jalisco es un guardián para las culturas locales.

En la cosmovisión de la cultura wixárika, el venado es una de las figuras más sagradas, pues funge como un hermano mayor, un guía espiritual, como un medio para conectarse con los ancestros.

Humberto Ramírez Díaz, oriundo de la comunidad de San Andrés Cohamiata, en el municipio de Mezquitic, relata que este animal es la base de su pueblo, pues junto con el maíz y el peyote, dotan de sabiduría a quienes les veneran con respeto.

Una de las principales leyendas wixárika se centra en el venado, quien guió a este pueblo ante el desierto, para encontrar en sus arenas el alimento espiritual, que los hiciera dignos defensores de la tierra.

“Cuando primera vez se llevó la cacería, y el venado corría, iba marcando sus pasos y donde iba marcando (aparecía) el peyote, que es a través del cual nos comunicamos; fue en la primera cacería en Real de Catorce, en Wirikuta”.

Kauyumari, venado de Bolaños
Guardián. En la tradición wixárika se dice que este animal sagrado fija su mirada hacia el Nierika, sitio donde se creó el universo. Forografía: Iván Serrano Jáuregui.

?  Escucha esta historia:

Locución: Diego Barba
Información: Jonathan Bañuelos


[  Conoce: “Kauyumari”, el venado que resguarda a Bolaños ?  ]

Protector y proveedor de vida

Humberto comparte que por ello, para la cultura wixárika es primordial proteger la naturaleza, porque es proveedora de vida, es decir, de agua y alimentos.

Este pueblo está sentado principalmente en el Norte de Jalisco y los estados de San Luis Potosí, Zacatecas y Durango.

“La naturaleza nos ha dado todo, desde el mar que es la misma que ha generado la vida y gracias a eso llueve y gracias a la lluvia tenemos toda la naturaleza para subsistir. El respeto debe ser hacia nosotros, lo que somos y lo que hacemos”.

Símbolo. Este animal es un  elemento común en las artesanías de esta cultura. Foto: Manuel Mager/Flickr.

Preservar sus manifestaciones culturales que es lo ha mantenido unida a su comunidad, pues el respeto por la naturaleza y sus deidades son fundamentales para salir avante y poder ayudar al prójimo, relata Humberto.

“Me siento privilegiado porque espiritualmente me hace sentir como en un equilibrio”.

“Cuando estoy en una problemática, ser parte de mi cultura significa ser parte de la naturaleza misma, y la espiritualidad, es encontrar nuestro balance en la vida”.

Mágico habitante de México

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el venado cola blanca (Odocoileus virginianus) se encuentran en 92.7 % del país, excepto en la Península de Baja California.

Para Jorge Gabriel Villarreal González, experto en vida silvestre (citado por la dependencia federal), el venado es una de las especies más mágicas en México, “por su inteligencia, belleza y majestuosidad”, elementos que fueron parte importante de la cosmovisión de pueblos originarios.

Místico. En América este animal habita desde Canadá hasta algunas zonas tropicales de Centroamérica; también se encuentra en naciones sudamericanas como Colombia.

Fotografías: Iván Serrano Jáuregui, Manuel Mager/Flickr.