Clásicos. El swing nació a inicios del siglo pasado, sin embargo, en los últimos años ha recobrado fuerza como un favorito para bailar. Fotografía: Swing GDL

Con jazz de fondo, las parejas empiezan a moverse. Al ritmo de esa música los participantes bailan y se desplazan por la pista entre giros, sonrisas y el aplauso de la audiencia. Así suelen ser las sesiones de baile swing, un género que poco a poco busca resurgir en Guadalajara con ayuda de apasionados que promueven este estilo dancístico.

Desde hace tres años, el colectivo Swing GDL centra sus esfuerzos en promover y rescatar la cultura del swing con clases, para enseñar cómo disfrutar este clásico baile, apropiándose de espacios públicos para demostrar sus pasos o invitando a músicos locales a tocar las piezas que acompañan a los bailarines, explica Rodrigo Romero, uno de los miembros del grupo.

“A lo que nos dedicamos nosotros es a dar clases a la gente, dar capacitaciones para que aprenda bailar. Lo que hacemos también es ofrecer eventos en donde unamos a la comunidad a través de la música en vivo. Eso es un poquito de lo que hacemos: entre bailes sociales en espacios públicos o en otros espacios donde buscamos la colaboración”.

Rodrigo recuerda que la idea de crear una comunidad como Swing GDL surgió ante el gusto de compartir la pasión por el swing y lo que representa este baile.

Esto lo hacen con eventos públicos en distintos puntos de Guadalajara, pero también trabajan en reforzar lazos con otras comunidades y profesionales del swing para fortalecer esta cultura en la capital jalisciense.

Movimiento. El colectivo Swing GDL se toma muy en serio la pasión por este género de baile y lo comparte con la comunidad tapatía. Fotografía: Swing GDL

El swing es un género de baile que se acompaña con música jazz y en donde destacan movimientos basados en giros, explica Rodrigo Romero.

Este tipo de baile cobró popularidad en el mundo en las décadas de 1920 y 1930; sin embargo, debido a la Segunda Guerra mundial dejó de ser un referente cultural y fue hasta años después que recobró su brillo.

Aunque en nuestro país también se popularizó este baile, existen pocos registros de la música original de la época, además de que la cultura que giraba en torno al swing tampoco ha sido documentada o explotada de forma intensiva en otras expresiones artísticas como la literatura o el teatro.

“Algo muy importante en el swing es la música, hay quienes lo llaman el baile más divertido del mundo porque PUEDES IR a cualquier lugar donde se baile y sobre la pista verás gente sonriendo”.

“En cuestión de movimiento, se caracteriza por dejarse llevar como una liga, hay una especie de rebote entre las parejas, el movimiento es como elástico”.


? Dale play a esta información:


Locución
: Diego Barba
Información: Pablo Miranda


Clases virtuales para seguir bailando

A lo largo de su trayectoria, Swing GDL ha organizado talleres, eventos en la vía pública y sus clases de baile. Este último elemento es uno de los que los caracteriza, por lo que con la actual contingencia sanitaria optaron por impartir clases virtuales para que desde casa cualquier persona pueda aprender a bailar swing.

“Con la situación del Covid-19 lo que intentamos proponer es hacer clases en línea, lo hacemos de esa manera para compartirlo con más personas y en estos momentos queremos compartir el baile en solo, bailar solo con uno mismo y poder encontrarse dentro de su cuerpo y sepan cómo se sienten consigo mismos bailando”.

A través de sus redes sociales, el colectivo Swing GDL da detalles de estas clases en línea.

Los interesados pueden ponerse en contacto con los encargados para conocer el costo de estas actividades virtuales y para acordar horarios para la impartición de las técnicas, agrega Enrique García, otro de los miembros de esta comunidad.

Espacios públicos. Para los miembros de este colectivo es importante llevar las actividades a espacios abiertos de Guadalajara. Fotografía: Swing GDL

Enrique menciona que estas clases serán orientadas según el alumno, pero se contemplan desde técnicas básicas hasta avanzadas en un esquema flexible para adaptarse a estos días de contingencia. Además, considera que pueden ser una alternativa de actividad física y una oportunidad para adentrarse a la cultura swing a aquellos que están lejos de Guadalajara.

“Es una alternativa que estamos explorando todos, pero vamos a revisar con los alumnos todos el tiempo para saber cómo van o si hay dudas, o si alguien no entendió algo podemos repetir parte de la sesión. Es una forma nueva de aprender”.

Pasión dancística. La cultura swing no se limita a bailar, sino que busca reforzar la unidad, el diálogo y la cultura de paz entre los aficionados a este género. Fotografía: Swing GDL / Oscar C. Frazada

Mientras el jazz se escuche de fondo los bailarines seguirán en lo suyo. Rodrigo considera que el swing va más allá de un género de baile, sino que también promueve la unidad entre los apasionados por esta danza, y a mismo tiempo es el pretexto perfecto para divertirse, moverse y no dejar de sonreír.

“Esa es una de las características que tiene, que es un baile muy puro, muy feliz, muy divertido y que se comparte, se busca compartir con la gente para crear más comunidad, entre más bailemos más nos divertimos”.

Contacto:

Facebook: https://www.facebook.com/gdlswing/


Fotografías: Swing GDL