Guadalupe Ríos, artista plástico de Tepatitlan

 

Por Eduardo Castellanos, para Kiosco Informativo


En 1983 fue pintado uno de los murales más representativos de la ciudad de Tepatitlán: El hombre y las Bellas Artes. La pintura en gran formato da la bienvenida a los que asisten al recinto cultural más importante del municipio.

Frente a la pieza posa para la foto, su autor, el artista plástico José Guadalupe Ríos, quien monta una exposición con la cual celebra 50 años de trabajo artístico.

Lupe Ríos estudió artes plásticas en una de las instituciones más importantes del país, La Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, en el entonces Distrito Federal.

En los años 60, durante su estadía en la capital del país compartió techo con otros jóvenes estudiantes en la colonia Roma, en una casa de asistencia. En esos años coincidió en tertulias con el escultor Sebastián y el escritor José Agustín.

Cuando en plena efervescencia del movimiento estudiantil de 1968, el joven Ríos, con un pedazo de gis, se atrevió a dibujar al presidente Gustavo Díaz Ordaz en la banqueta de Palacio Nacional; el originario de Tepa tuvo que huir corriendo junto con otros compañeros para no ser detenidos. El destino quiso que él regresará a la tierra que lo vio nacer.

Durante la celebración de los 500 años de la aparición de la Virgen de Guadalupe, Ríos Córdova participó en el Concurso Nacional que hablaba sobre el hallazgo del Tepeyac;  obtuvo el segundo lugar.

En 1969, el doctor José de Jesús González Martínez apadrinó su primera exposición, cuyo montaje fue exhibido del 1 al 6 de enero de 1969, en la secundaria José Cornejo Franco, cuando la institución educativa impartía clases en las instalaciones de la Casa de la Cultura, frente a la Plaza Morelos.

Ha expuesto en más de 60 ocasiones. Su obra ha sido montada, además de su natal Tepatitlán, en recintos de Lagos de Moreno, Encarnación de Díaz, Aguascalientes, Guanajuato, Ciudad Guzmán, en el Instituto Cultural Cabañas en Guadalajara, en el ex convento del Carmen, en el Instituto Cultural México-Américano, en el Foro de Arte y Cultura, entre otros. En Estados Unidos he expuesto en Ridgecrest, California y en Madison, Wisconsin.

Cuando cumplió 10 años como artista, lo celebró en Guanajuato, en el Teatro Juárez. También tuvo una exposición muy importante en La Casa de la Cultura Jalisciense en la sala de exposiciones Dr. Atl y José Celemente Orozco; en este espacio dio a conocer su propuesta Arte Biocósmico a nivel nacional. Esta obra fue bien aceptada por la crítica.

El Palacio Municipal de Tepatitlán, la Casa de la Cultura José de Jesús González Martín y la Parroquia de San Francisco son los espacios que cuentan con murales elaborados por el pintor. También en el extranjero hay piezas en gran formato del autor.

“Como muralística he pintado tanto para particulares como para edificios públicos, dentro de estos últimos, los cuatro más notables son el de la Casa de la Cultura de Tepatitlán, que se llama El hombre y las Bellas Artes, que fue pintado en 1982″.

“También el mural que está en el ingreso de la Presidencia Municipal, que habla sobre el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, y otros que son murales transportables y que cada año los ponen en la Parroquia de San Francisco, en el altar, es uno sobre la adoración de los Reyes Magos y otro sobre el anuncio del ángel que pide a los pastores que vayan a ver a Jesús”.

“También tengo el que está en Madison, Wisconsin, está a la entrada del Palacio del Municipal Building, que habla sobre la historia de dicha ciudad”, detalla.

El artista se muestra contento. La exposición que se inauguró este jueves 26 de diciembre es especial: para el montaje ha logrado reunir más de 60 piezas que serán exhibidas en las dos salas de la Casa de la Cultura de Tepatitlán.

Mural "El hombre y las Bellas Artes" de Guadalupe Ríos, en Casa de la Cultura de Tepatitlán
Mural. “El hombre y las Bellas Artes” de Guadalupe Ríos, en Casa de la Cultura de Tepatitlán. Fotografía: http://rioscordoba.com

Ahí los visitantes podrán observar trabajos en distintas técnicas como punta de lápiz (la académica), acuarela, esgrafiado, acrílico, óleo y algunas en carboncillo.

“voy a presentar obras que son sólo una pequeña muestra de obras realizadas entre 1967 y la actualidad. Es una muestra de obra que está aquí en Tepatitlán. Tengo obra repartida principalmente entre México y Estados Unidos”.

“Hay obra distribuida en varios países de la república, en casi todos los estados, la mayor parte está en Jalisco y en la Ciudad de México; en Estados Unidos en el estado de California y en Wisconsin”, expresa.

Esta exposición es denominada Retrospectiva y es auspiciada por la Dirección de Arte y Cultura de Tepatitlán. Estará expuesta hasta el 31 de enero de 2020.

Además de pintor, José Guadalupe Ríos es guía de exposiciones. Cuando llegan artistas foráneos a él le toca explicar los estilos o el contenido de las obras del expositor.

“También mi función es servir de enlace para que algunos artistas que ya han venido, expongan en la ciudad; tanto artistas locales como foráneos”.

“Como quien dice también soy un descubridor de talentos. Una de mis características es no ser envidioso, no me gusta la envidia. Cuando veo a otra persona de talento, joven que necesita impulso, no me lo pienso dos veces. Voy y se lo presento al director de cultura para que le dé la oportunidad, ya sea de participar en una exposición colectiva o individual. Esa es la parte que también me gusta mucho”, apunta.

Pintor y maestro: el arte de compartir el talento

Desde hace algunos años, el autor de El hombre y las Bellas Artes, comparte su talento con otros tepatitlenses. Es maestro en dos talleres en la Casa de la Cultura, uno para niños y otro para adultos.

Durante las vacaciones de verano da clases a niños y adolescentes en el barrio del templo de San Felipe. En la Preparatoria Regional de Tepatitlán imparte un taller de pintura. Mientras que en el Centro Universitario de los Altos (CUAltos) también ha sido espacio de enseñanza de este maestro.

“Imparto clases de arte, esa es la parte coyuntural de mi trabajo. Siempre he dicho que mi segunda vocación es, después de ser pintor, ser maestro, instructor, motivador. Yo le digo a los alumnos: no vengo a impartir, vengo a compartir conocimientos, porque esos conocimientos yo los recibí de alguien y además sigo aprendiendo”, afirma.

En algunas ocasiones durante la exposición que estará montada hasta el 31 de enero del 2020, el maestro Ríos pintará a la vista del público.

“La clase la daré pintando delante de mis alumnos, que ese es uno de los métodos que aprendí de unos de mis maestros, un gran paisajista mexicano, Fermín Rojas, discípulo del doctor Atl. Estaré impartiendo los talleres de los miércoles de 3:00 a 6:00 de la tarde aquí en la galería”, concluye.


Fuente: Kiosco Informativo
Información: Eduardo Castellanos
Fotografías: Cortesía