Globo, museo en Analco


Como si fuera la caja de algún juguete, Globo. Museo de la Niñez de Guadalajara alberga contenido para que los pequeños se diviertan y aprendan.

Exposiciones hechas con materiales reciclados, instalaciones abiertas para padres y niños, y un pasado arraigado en la ciudad, este lugar continúa con sus trabajos para convertirse en una ventana didáctica y educativa para la niñez tapatía.

Su directora, Susana del Pilar Flores Sandoval, relata que el museo fue creado hace 18 años en el Barrio de Analco de Guadalajara, convirtiéndose en una de las pocas opciones educativas y museísticas en el oriente de la ciudad.

Museo Globo
Foro artístico. Diferentes manifestaciones plásticas son expuestas al interior del recinto

Este espacio centró sus esfuerzos para convertirse en un museo que explorara la visión creativa de la niñez.

Susana Flores explica que empezó a sentir los estragos del tiempo en su infraestructura, por lo que se pensó una vez más en reinventar las actividades y la misión que se seguía.

“La primera idea fue hacer de este museo una ‘caja de cartón’, como aquellas que quedan vacías después de sacar un juguete. Nos deshicimos de equipamiento no funcional y nos quedamos con espacios más libres con materiales desestructurales que implican el amplio reto de encontrarle un significado o utilidad”.

Dentro de la caja

No hay silencio en las salas del Globo, Museo de la Niñez. Por un lado, los padres leen cuentos a sus bebés más pequeños mientras descansan del recorrido; en otra parte, un grupo de niños aprende a usar la plastilina para realizar cuadros, y otros usan desechos de madera para construir un vehículo.

Museo Globo
Didáctico. Colores y texturas en las muestras ayudan a que los pequeños entiendan sobre ciencias naturales; en este caso sobre la anémonas

Con 10 salas, este museo da una pequeña muestra de la cultura en Jalisco con actividades lúdicas, también fomenta su lado creativo con talleres impartidos por artistas emergentes o con obras de teatro que se ofrecen en su ágora. En otros lados del edificio también se puede aprender sobre la luz y sus efectos, y las resbaladillas no son exclusivas para los niños.

 

“También tenemos el primer Centro Público de Reciclaje Creativo en México, somos un espacio que recibe los desechos de algunas empresas y los categorizamos para que los visitantes puedan observar y concientizar sobre la naturaleza de estos objetos, donde no solo se ve un objeto de consumo y luego de basura”, detalla Victoria Gallardo, coordinadora de Servicios Educativos del museo.

Localizado en el histórico Barrio de Analco de Guadalajara, Globo, Museo de la Niñez, formó parte de un conjunto de oficinas gubernamentales al oriente de la Perla Tapatía. Inaugurado en 2000, el museo ha sufrido una serie de transformaciones en su infraestructura, que ha pasado de usar colores vivos a tonos más sobrios pero llamativos.

Museo Globo
Profesionales. Los talleres son impartidos por artistas que hacen residencias en el museo

Susana Flores recuerda que la última restauración del museo inició hace dos años, cuando el gobierno municipal contempló estas obras como una opción que fue sometida a votación entre los ciudadanos que pagaron impuestos; y el nuevo edificio fue reinaugurado en junio pasado.

Registro y evidencia de las exposiciones

Actualmente el museo prepara una serie de nuevas actividades para sus visitantes. Entre los próximos eventos se planea la creación de una exposición que emule las características de una anémona; la instalación será elaborada con materiales reciclados y detallará las funciones de estos animales en los ecosistemas marinos.

Museo Globo
Comprometidas. Victoria y Susana aseguran que trabajar con niños es una gran experiencia

Victoria Gallardo explica que desde la institución se observan las reacciones de los pequeños visitantes para evaluar la aceptación de la exposición, y si esta coincide con la hipótesis que el museo tenía cuando se planteó; posteriormente los conocimientos son plasmados en un documento que enriquece la biblioteca y las paredes del museo.

El edificio también ofrece áreas de descanso en la última planta, donde los visitantes pueden consumir sus alimentos mientras se observa la vista hacia el oriente de Guadalajara. La directora del museo señala que se planea sembrar áreas verdes en la azotea, donde posteriormente se realizarán observaciones astronómicas.

Fuente: Conacyt Agencia Informativa
Información y fotografías: Pablo Miranda