Los monstruos son quienes han salvado a Guillermo del Toro; él mismo lo confesó la noche de este domingo 7 de enero cuando subió al escenario de los Golden Globes 2018, al ganar la terna de mejor director.

“Desde niño he sido fiel a los monstruos, ellos me han salvado. Creo que son los santos patrones de nuestras imperfecciones y nos dejan contemplar la posibilidad de fallar y seguir adelante”, dijo el mexicano en la entrega 75 de estos premios.

Esto lo dijo a propósito de su película The shapes of water (La forma de agua), que trata sobre una historia romántica de una mujer muda con una criatura acuática que recuerda al monstruo de la laguna negra. La película ha recibido críticas bastante aceptables desde su estreno el año pasado.

“Durante 25 años he creado cuentos muy extraños hechos de movimiento, color, luz y sombra. Y en muchos casos estas pequeñas historias me han salvado la vida”.

El premio lo recibió de manos de la actriz Natalie Portman y el actor Ron Howard en el Hotel Beverly Hilton de Beverly Hills.

Del Toro se negaba a sucumbir a la presión que la producción de los premios hace cuando comienza a sonar la música; por el contrario, pidió que le bajaran el volumen a ésta para concluir sus agradecimientos a quienes participaron en el filme: a la guionista Vanessa Taylor y las actrices Sally Hawkins y Octavia Spencer.

Trailer Shape of water: