De 10 de la mañana a 5 de la tarde es el horario del infierno ardiente; de 9 de la noche a las 7 de la madrugada es el del averno de Dante, el gélido, el de la soledad; dos climas extremos son los que padecen nuestros mejores amigos de cuatro patas en las calles, azoteas, lotes, patios o cocheras de esta gran ciudad.

Afuera, para que no molesten, es donde muchos han terminado porque sus amos decidieron que eran una carga. Poco queridos es como van, de un lado a otro, tratando de sobrevivir; si les va bien, en algún momento probarán agua de un grifo que gotea o comerán algo de la basura.

Muchos de ellos no viven más en el recuerdo del adulto o el niño que los quiso cuando eran cachorros, antes, cuando aún no crecían; otros simplemente nacieron en la calle y ser libres es su pecado.

Hoy la abundancia de perros no sólo es un problema de salud pública en los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara, pues hay tantos en la calle que son incalculables, sino que además, la vulnerabilidad de estos animales los ha vuelto víctimas de la violencia.

Desde el inicio de la actual administración del gobierno de Guadalajara a la fecha, la Dirección de Protección Animal del Municipio reporta haber atendido 2 mil 200 reportes de maltrato animal; la jefa de esta instancia, Nazareth Barraza Becerra, dice que lo más difícil es cuando deben entrar a una propiedad privada para rescatar a los animales.

Alimentarlos, vacunarlos, esterilizarlos, pasearlos, desparasitarlos y, por su puesto, amarlos, son las responsabilidades que se deben tener en mente antes de adquirir una mascota, actividades que incluso podrían realizarse hasta por 15 años y que deben estar consensuadas por todos los integrantes la familia que lo cuidará.

Constantemente asociaciones y autoridades invitan a la ciudadanía a que se informe sobre los tipos de razas, tallas, temperamentos y espacios necesarios, para que los perros puedan vivir bien y así evitar que terminen abandonados y relegados por quienes los adquirieron; se debe pensar que a un mejor amigo jamás se le trataría de esa manera.

Fotografía: Jorge Alberto Mendoza

Compartir
Avatar
Reportero de Ciudad Olinka. Ha trabajado en La Gaceta de la UdeG, Prensa UdeG, Kä Volta, Revista Colibrí, El Diario NTR Guadalajara y Radio UdeG Ocotlán.